Daniel Sirvent (Alicante, 1974) es arquitecto por la Universidad Politécnica de Valencia (1999), aparejador por la Universidad de Alicante (1996), y profesor del departamento de Construcción de la Universidad de Alicante desde el año 2000. Ha sido profesor invitado en las universidades de Cracovia (Polonia), Brno (Rep. Checa), Ljubljana (Eslovenia), Bucarest (Rumania), Copenhague (Dinamarca), y La Habana (Cuba). Es miembro fundador del estudio Equipo RE de técnicos en rehabilitación, y socio de la empresa cooperativa Traltur de Trabajos Verticales.

Desde hace años desarrolla una labor poliédrica, trabajando en diversos campos: desde el proyecto y construcción de viviendas hasta la fotografía y dirección cinematográfica de cortometrajes y videoclips, pasando por el diseño y fabricación de mobiliario doméstico, publicación de varios libros sobre proyecto y construcción con sistemas prefabricados, colaboración con el MARQ en campañas de prospección arqueológica subacuática, o montajes teatrales con varias compañías (incluso participó con Leo Bassi en su obra “La Revelación” en Alicante).

Actualmente se encuentra finalizando la Tesis Doctoral titulada “Tipos arquitectónicos para el nuevo modo de vida socialista”, un estudio que investiga in situ la evolución de los bloques de vivienda obrera con espacios colectivos en 72 ciudades de 32 países. El próximo 12 de enero de 2015 se inaugurará una exposición monográfica en la galería L’Espai de Alicante, que incluye fotografías tomadas durante más de 5 años de viajes a la Europa del Este.

The Communist Tenant” es el nombre genérico adoptado para una vasta investigación sobre la vivienda obrera con espacios colectivos integrados en antiguos países de economía socialista del Este de Europa, y que ha llevado al abajo firmante a recorrer 32 países en algo más de 5 años. Una gran aventura de 160.000 km y 14.000 fotografías que en breve adoptará el formato de Tesis Doctoral, y que actualmente se condensa en un libro que contiene varias series fotográficas, una página facebook, y una exposición fotográfica itinerante. La investigación ha servido para sacar a la luz y poner en valor interesantes edificios olvidados del período soviético, y documentar otros que se encuentran al borde de la demolición.

Las espectaculares imágenes tomadas durante casi 6 meses de viajes reflejan la idiosincrasia de un conjunto heterogéneo de pueblos con un pasado político común y la fuerza expresiva de unas ruinas contemporáneas surgidas de una ideología que pretendía cambiar la sociedad mediante la creación de un “nuevo hombre socialista”, un estilo de vida basado en la colectivización de la vida doméstica.

El eje central de “The Communist Tenant” son unas fotografías que reflejan a través de detalles particulares de edificios residenciales un orden y rigor geométrico que transmite la idea de repetición como base fundamental de la composición, y que refuerza una de las ideas del comunismo: homogeneidad y uniformidad frente a individualismo y diversidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *