-MAMÁ, PAPÁ, YO DE MAYOR QUIERO HACER TATUAJES.

Dijo la niña acomodada bajo la mesa del estudio del artista. De familia de artistas, madre peluquera, padre escultor y pintor, siempre tuvo claro a lo que me quería dedicar.

Sabía que si lo único que le hacía sentir viva de pequeña era quedarse todo el fin de semana instalada (literalmente) bajo la mesa del estudio de su padre, mientras pintaba y dibujaba como única razón de ser, de mayor el asunto sólo podía ir a más.

Y así fue.

Tras acabar la selectividad, no pudo optar a la carrera de bellas artes por motivos familiares, se puse a trabajar en una tienda de chocolates, como Charlie y su Fábrica y cuando ahorró el dinero suficiente para poder comenzar su carrera de tatuadora, se lanzó a ello sin dudarlo ni un momento.

Tras un par de años como aprendiz y anilladora, decidió volver a los estudios para matricularse en la Escuela de ArteAhora si que si tenía lo que siempre había soñado. Y con la suerte de dedicarse casi plenamente al realismo y terror que son los campos que le apasionan.

La pintura, la ilustración y los tatuajes son los impulsos que hacen que mi sangre recorra el cuerpo. Actualmente sigue desempeñado ese oficio y con más amor por él día tras día.

Salomé, de mayor quiere seguir aprendiendo.

¿Qué aprenderemos nosotros de Salomé Mayor? El próximo 27 de Mayo lo descubriremos en el vol.10 de Pecha Kucha Alicante. No te lo pierdas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *