Dulce Quesada Magro tiene por nombre artístico Dolça. Es licenciada en Bellas artes y desde que comenzó en el mundo del arte, le ha gustado aplicar sus dibujos a objetos que se puedan utilizar. Para ella crear es entregar al mundo entero la mejor parte de sí misma…Es pintar sonrisas en aquel que te mire al pasar…Es la GRAN SUERTE de caminar contigo y poder susurrarte al oído…¿Has visto que bonito lugar?

Durante su proceso creativo, tiene un amigo que es un pajarito. Está con ella desde que empezó a pintar hace ya un poquito…Es suave como las plumas, blandito como las nubes, rojo y cariñoso como el corazón…Tiene siempre ganas de jugar, le gusta mucho viajar, su mayor entretenimiento es soñar…Cuando Dolça está contenta da saltitos de alegría, y cuando está triste la llena de besos cada día…Y cuando no sabe qué más contar, es el que le sopla al oído la inspiración que necesita para volver a empezar a inventar.

El pasado mes de agosto, Dolça participó en la segunda edición del proyecto Víbora que tuvo lugar en las laderas del río Vinalopó. Un mural de alrededor 3 km, que se dividió en unas 200 parcelas y en el que participaron casi 2.000 personas( artistas, graffiteros, estudiantes, niños, padres etc) pintando a la vez. Ha sido un proyecto muy bonito, agotador pero encantador, que le gustaría contarnos en Pecha Kucha Night Alicante vol. 6 el próximo 24 de octubre…Fue como volver a sentir el arte de verdad, en compañía y a lo grande. Ese en el que sales llena de pintura hasta las pestañas, sin importante si te manchas.

Mientras que llega el día, Dolça nos manda un beso con alas que vuele hasta nuestras ventana…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *